Bankia logra un beneficio atribuido de 747 millones de euros en 2014, un 83,3% más

  • Bankia pagará un dividendo de 202 millones de euros, de los que 126 millones serán cobrados por BFA
  • El Grupo BFA-Bankia hace una dotación extraordinaria de 780 millones de euros para cubrir la potencial contingencia relacionada con la OPS de 2011, de los que 312 millones afectan a Bankia
  • Sin la provisión extraordinaria, Bankia habría ganado 966 millones, un 58% más sobre el beneficio proforma de 611 millones de 2013
  • La rentabilidad sobre fondos propios (ROE) de Bankia se sitúa en el 6,6% (8,6% ex provisión por OPS), en línea para llegar al 10% en 2015
  • El margen neto recurrente sube un 42,5%, hasta los 2.267 millones
  • Mayores ingresos y menores gastos permiten que el ratio de eficiencia recurrente (ex ROF y diferencias de cambio) caiga en el cuarto trimestre al 43,7%, 8,9 puntos porcentuales mejor que al cierre de 2013
  • El saldo de créditos dudosos se reduce en el ejercicio en 3.475 millones de euros y deja la tasa de morosidad en el 12,9%, tras bajar casi dos puntos y alcanzar el nivel más bajo en dos años
  • Bankia capta 7.225 millones de euros durante el año en nuevos recursos de clientes entre depósitos estrictos y fondos fuera de balance
  • El banco concede nueva financiación a autónomos, pymes y empresas por 12.000 millones de euros en 2014, con un incremento del 40% en el número de préstamos otorgados
  • El ratio de capital ordinario (CET1 Phase In) se eleva hasta el 12,28% en 2014, frente al 10,69% de 2013, y el ratio fully loaded llega al 10,60%, una vez asumida la provisión por la OPS y el pago de dividendo

Madrid, 28/02/2015. Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 747 millones de euros en 2014, que representa un 83,3% más que el obtenido un año antes, cuando el banco ganó 408 millones. Mientras, el Grupo BFA, matriz de Bankia, logró un beneficio neto de 418 millones de euros el pasado año.  

El resultado del ejercicio permite a Bankia pagar un dividendo de 202 millones de euros, de los que más de 126 millones serán cobrados por BFA en función de su participación actual.

El conjunto del Grupo BFA-Bankia cargó contra las cuentas de 2014 una provisión extraordinaria de 780 millones de euros, de los que 312 millones afectaron a las cuentas de Bankia. Sin la provisión extraordinaria, Bankia habría obtenido un beneficio atribuido de 966 millones de euros, superando las previsiones del mercado. Sería un 58% más sobre el resultado proforma de 2013, que fue de 611 millones de euros. En el caso del Grupo BFA habría logrado un resultado neto de 1.104 millones.

La rentabilidad sobre fondos propios de Bankia se situó en 2014 en el 6,6%, que sin el impacto de la provisión alcanzaría el 8,6%, en línea con el objetivo de alcanzar un ROE en 2015 del 10%.

El presidente de BFA y Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que “a lo largo del año, Bankia ha conseguido que cada trimestre fuese mejor que el anterior. Esta tendencia marca un buen punto de partida para el año 2015, en el que trabajaremos para situar nuestra rentabilidad sobre fondos propios en el 10%, cumpliendo así nuestros objetivos”.

“Todas las personas que conformamos el Grupo BFA-Bankia tenemos el firme compromiso de seguir trabajando cada día para hacer una entidad más rentable, que cree valor para todos sus accionistas y avanzar así en la devolución de las ayudas recibidas, en la que hemos vuelto a dar un paso más con el anuncio de la distribución de un dividendo, con cargo a los beneficios obtenidos en 2014 por Bankia”, añadió Goirigolzarri.

El consejero delegado de Bankia y consejero de BFA, José Sevilla, afirmó que en 2014 “el banco ha vuelto a demostrar su fortaleza comercial y a ganarse la confianza de sus clientes, a los que estamos muy agradecidos tras haber incrementado sus fondos en el banco en más de 7.200 millones en el año”.

“Hoy Bankia es una entidad muy eficiente, lo que nos permite servir mejor a nuestros clientes. Es un banco con unos niveles de solvencia muy confortables y con un balance cada vez más sano, tras haber reducido en casi 3.500 millones la morosidad en el año”, indicó Sevilla.

 

Ingresos al alza

 

Todos los márgenes de la cuenta de resultados mejoraron respecto al año anterior y, en el cuarto trimestre, marcaron el nivel más alto de todo el ejercicio. El margen de intereses acumulado en 2014 alcanzó los 2.927 millones de euros, un 14% más.

Este incremento es el resultado de la mejora del margen de clientes, que alcanzó a cierre del año el 1,41%, impulsado en la parte final del año, tanto por una mejora del rendimiento del crédito, como por la caída del coste de la financiación. A cierre de 2013 el margen de clientes era del 0,82%.

Los ingresos por comisiones sumaron en 2014 un total de 948 millones de euros, un 1,3% más que en el año anterior. De esta manera, los ingresos típicos del negocio bancario (intereses y comisiones) se elevaron a 3.875 millones de euros, un 10,7% más, tras conseguir más de 1.000 millones en el cuarto trimestre. El margen bruto se situó el año pasado en 4.009 millones de euros, con una mejora continua trimestre a trimestre, que lleva el crecimiento respecto a 2013 al 6,3%.

 

Más eficiente

 

Los gastos de explotación bajaron hasta los 1.742 millones de euros, un 8,5% menos que en 2013, anticipando en un año el objetivo de costes que estaba previsto alcanzar en 2015. Los menores gastos y unos ingresos en continua progresión permitieron a Bankia situar su ratio de eficiencia recurrente (excluyendo ROF y diferencias de cambio) en el 43,7% en el cuarto trimestre de 2014, frente al 52,6% del último trimestre de 2013.

Durante el ejercicio, Bankia dotó 1.108 millones de euros en provisiones recurrentes contra la cuenta de resultados, un 36,1% menos que en 2013 como consecuencia de la fuerte reducción de la morosidad y la consiguiente mejora de la calidad del balance del banco.

De esta forma, el beneficio antes de impuestos habría sido de 1.224 millones de euros que, una vez descontada la provisión, habría situado el beneficio neto atribuido de Bankia en 966 millones de euros, un 58% más que en 2013. Con ello, la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) habría alcanzado el 8,6%.

Sin embargo, como consecuencia de la citada provisión extraordinaria de 312 millones de euros, el beneficio atribuido se situó en 747 millones de euros, un 83,3% más.

 

Suben los recursos de clientes

 

Por el lado del negocio, trimestre a trimestre, los clientes incrementaron sus posiciones en Bankia, tanto en depósitos estrictos como en recursos fuera de balance, básicamente fondos y planes de pensiones. En el conjunto del año, el banco captó 7.225 millones de euros. La distribución de este crecimiento anual se reparte en 4.891 millones captados en depósitos estrictos de clientes y otros 2.334 millones en fondos fuera de balance.

La cuota de mercado en depósitos a plazo pasó del 9,52% de diciembre de 2013 al 10,21% de diciembre de 2014, mientras que en fondos de inversión la cuota mejoró del 4,74% al 4,98%.

Por el lado del crédito, Bankia otorgó nueva financiación a familias y empresas por cerca de 15.000 millones de euros, durante el pasado año. De esta cifra, 12.000 millones de euros se dirigieron a autónomos, pymes y empresas. El pasado año, el banco concedió casi 27.000 nuevos créditos al segmento empresarial, un 40% más (http://darcuerda.bankia.com/es/proyectos-en-marcha/).

En términos de balance, el saldo de inversión crediticia cae hasta los 121.769 millones de euros, un 6,2% menos, como consecuencia de las ventas de carteras por 1.607 millones y amortizaciones de hipotecas por 4.283 millones. Por el contrario, en el cuarto trimestre el crédito bruto (excluyendo ventas de carteras) se mantiene prácticamente estable y, en los segmentos clave del negocio, ya subió el saldo en 1.500 millones de euros en crédito para financiación al consumo y empresas.

La evolución de créditos y depósitos es el resultado de la mayor actividad comercial del banco. Cada empleado de Bankia vendió 31 productos al mes de media en el cuarto trimestre de 2014, frente a 21,7 de un año antes.

 

La tasa de mora, al nivel más bajo en dos años

 

Otra de las claves del pasado año fue el fuerte descenso de la morosidad registrado por el banco, explicado tanto por la gestión de las recuperaciones y el control de las entradas de nuevos morosos, como por la venta de carteras de créditos en impago.

En conjunto, el saldo de activos de dudoso cobro se redujo en el año en 3.475 millones de euros, al pasar de los 20.022 millones de euros del cierre de 2013 a los 16.547 millones en 2014.

De esta manera, la tasa de morosidad se redujo por cuarto trimestre consecutivo, hasta el 12,86%, con un descenso en el año de 179 puntos básicos, desde el 14,65% con que se partía al cierre de 2013. La tasa de mora está en el nivel más bajo desde el cierre de 2012.

La bajada de la morosidad se realizó en paralelo a una mejora de las provisiones sobre los créditos dudosos que permanecen en balance, de forma que la tasa de cobertura subió en el año en más de un punto porcentual, del 56,5% al 57,6%.

 

Un banco más solvente

 

En cuanto a los niveles de solvencia, bajo la normativa de Basilea III, Bankia cerró el año con un ratio de capital ordinario (CET1) phase in del 12,28%, con un incremento de 159 puntos básicos en el año, tras haber cerrado 2013 en el 10,69%. El ratio de capital total se elevó hasta el 13,82%, tras subir durante el ejercicio en 276 puntos básicos (desde el 11,06%). Estas cifras incluyen ya el efecto del pago del dividendo de 202 millones de euros propuesto por el Consejo de Administración.

En términos de Basilea III fully loaded, es decir, anticipando los futuros requerimientos a la fecha actual, el ratio de capital ordinario se situó en el 10,60%, tras subir 200 puntos básicos en el ejercicio, mientras que el ratio de capital total alcanzó el 12,14%, con un incremento de 316 puntos básicos.

Por el lado de la liquidez, Bankia continuó reforzando su posición a lo largo del año, con una reducción del gap comercial de 11.414 millones de euros (un 45,5%), apoyado en el incremento de los depósitos de clientes y en el desapalancamiento del balance. El ratio de crédito sobre depósitos cerró 2014 en el 105,5%, frente al 115,4% de finales de 2013.

 

Grupo BFA

 

El Grupo BFA, matriz de Bankia, registró el pasado año un beneficio después de impuestos recurrente de 1.104 millones de euros, un 35% más que el beneficio neto proforma de 2013, que fue de 818 millones de euros (descontado el efecto positivo del canje de instrumentos híbridos). Tras la provisión realizada por Bankia y por BFA por la OPS, el beneficio después de impuestos del Grupo BFA se situó en 418 millones de euros.

En términos de solvencia, BFA cerró el año con un ratio de capital ordinario (CET1) phase in del 13,28%, frente al 10,46% de finales de 2013. La solvencia total mejoró en 379 puntos, hasta el 14,79%.

 

Hechos principales del año 2014

 

El 9 de enero, de 2014 Bankia colocó en el mercado una emisión de deuda sénior de 1.000 millones de euros, con una sobresuscripción de 3,5 veces.

El 16 de enero, el Grupo BFA-Bankia vendió su participación en NH Hoteles con unos ingresos de 191,8 millones de euros y unas plusvalías netas de 63,7 millones de euros.

El 31 de enero, Bankia firmó con Mapfre un acuerdo global de bancaseguros.

El 28 de febrero, BFA cerró la venta de un 7,5% del capital que controlaba de Bankia, con lo que la entidad ingresó 1.304 millones de euros y se inició el proceso de devolución de las ayudas públicas recibidas.

El 17 de marzo, la entidad comunicó el lanzamiento de créditos instantáneos a pymes y autónomos a través del TPV.

El 27 de marzo, el banco se comprometió con sus proveedores a pagar en menos de 30 días las facturas emitidas electrónicamente.

El 10 de abril, el Grupo BFA-Bankia culminó la venta de su participación en Iberdrola, que le reportó unas plusvalías netas de 266 millones de euros.

El 15 de abril, Bankia anunció un programa de exoneración de comisiones dirigido a comerciantes y autónomos.

El 13 de mayo, la entidad emitió 1.000 millones en deuda subordinada.

El 13 de junio, el banco ejecutó la venta del 16,51% de Deoleo, con unas plusvalías netas de 10,6 millones de euros.

El 23 de junio, Bankia lanzó una campaña dirigida a la captación de nuevos clientes bajo el lema “Te estamos esperando. Tú decides cuándo”.

El 25 de junio, el Consejo de Administración de Bankia acordó el nombramiento de José Sevilla como consejero delegado y de Antonio Ortega como consejero ejecutivo.

 

Documentos relacionados

 

Ver nota de prensa completa (PDF, 224 KB)

Informe Trimestral 4T 2014 (PDF, 853 KB)

Presentación resultados 4T 2014 (PDF, 1,76 MB)