BFA-Bankia supera las pruebas de stress

  • El banco obtiene una nota de 5,4%, que se eleva al 6,5% si se incluyen sus provisiones para la cobertura de pérdidas, de acuerdo con la normativa vigente.
  • Estos ratios confirman que BFA-Bankia cuenta con exceso de capital para afrontar escenarios de máxima tensión.


15-07-2011. BFA-Bankia ha superado las pruebas de resistencia realizadas por la European Banking Authority (EBA) a las 91 mayores entidades financieras de Europa que cubren el 65% del sistema bancario. La entidad ha obtenido un Core Tier I Capital del 5,4%, frente a un mínimo exigido del 5% en una situación de máximo estrés. Si se añaden las dotaciones realizadas para la cobertura de pérdidas, que suman más de 4.200 millones de euros, BFA-Bankia obtendría una nota aún mayor, del 6,5%. Estas cifras confirman que BFA-Bankia cuenta con un exceso de capital más que suficiente para afrontar escenarios extremos de máxima tensión así como para asegurar a sus clientes, acreedores y contrapartidas que, en caso de un fuerte deterioro del escenario económico, la entidad podrá seguir realizando sus funciones y afrontando sus obligaciones, como ha hecho hasta ahora.

El resultado de las pruebas de la EBA tiene en cuenta la Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) de Bankia con una estimación prudente de colocación de 3.000 millones, por debajo de la horquilla de captación establecida por la entidad, entre 3.636 y 4.164 millones de euros.

Bankia considera estos resultados satisfactorios, al poner de manifiesto la capacidad del Grupo para afrontar un escenario muy adverso y poco probable, sin que su solvencia se vea comprometida. Adicionalmente, la entidad estima que el volumen de provisiones que acumula en el balance son una garantía adicional para afrontar quebrantos inesperados y otorga al Grupo un factor extra de fortaleza a su balance. Con estas provisiones, el Core Tier I Capital del Grupo en situación de estrés máximo se situaría en el 6,5%.

Adicionalmente, Bankia podrá reforzar su estructura de balance aún más gracias a la obtención de sinergias derivadas de la integración y ante la previsible mejora de su calificación crediticia tras el inicio de cotización de sus títulos en los mercados de valores.

La entidad considera que el resultado debe interpretarse en el contexto de un proceso de integración de siete entidades que culmina con la constitución de BFA en diciembre de 2010, cuyo objetivo fundamental es reforzar la solvencia del grupo.

Como consecuencia de ello, el Grupo ha adoptado diferentes medidas en los últimos meses que condicionan el resultado del stress test, como los saneamientos extraordinarios con cargo a reservas por importe neto de 6.419 millones de euros en diciembre de 2010; la segregación de activos de BFA a Bankia, que permite mejorar notablemente el perfil de riesgo de Bankia y la posterior OPS con un objetivo de captación de entre 3.636 y 4.154 millones de euros, por encima de los 3.000 millones de euros que incorpora el ejercicio de stress.

Adicionalmente, Bankia considera necesario incidir en la consideración por parte de la EBA de las “provisiones colectivas”. Su impacto se ignora inicialmente, ya que se ubican en un último capítulo de medidas mitigadoras adicionales. Sin embargo, las provisiones son ciertas y su objetivo es ser la primera línea de cobertura de pérdidas por riesgo de crédito, por lo que esta metodología termina invirtiendo el orden natural de prelación entre provisiones y capital.